NOTICIAS   -EQUIPO PRIMAFLOR MONDRAKER XSauce-

Henrique Avancini: "Me encanta ganar cuando siento que lo di todo"

Henrique Avancini es una potencia brasileña en el circuito de la Copa del Mundo. Su ascenso deportivo ha sido constante y ha tenido un fuerte impacto en el mundo del MTB. No solo es un contendiente importante en las grandes carreras, también presenta dos programas de televisión y emplea a 17 personas en Brasil.

Bec: Henrique, has estado montando y corriendo en bicicleta casi toda tu vida, al menos desde que eras un niño. En 2017 lograste tu primer Top 10 en una Copa del Mundo y lo respaldaste con el 4to lugar en el Campeonato Mundial el mismo año. Parece que ese fue tu gran salto pero en 2018 y 2019 conseguiste victorias en Short Track de Copa del Mundo y varios podios en XCO. Cuéntanos un poco sobre tus primeros años compitiendo en la Copa del Mundo antes de que la gente supiera quién era Henrique Avancini.

Henrique: Llevo en el mundillo ya un tiempo, aunque mucha gente no se dio cuenta. Mi primer intento internacional fue en 2009. Cogí todo mi dinero y me fui a Chipre. Mi esperanza era hacerlo lo suficientemente bien como para integrar un equipo en Europa. Sucedieron algunas cosas en este viaje en solitario y terminé necesitando un resultado entre los 10 mejores de cada carrera, de lo contrario no tendría dinero para la comida de la siguiente semana.

Después de cuatro fines de semana de carreras obtuve un contrato con un equipo con sede en Italia. Pasé tres años allí y nunca pude dar un gran paso adelante. Mi mejor resultado como Sub 23 fue un top 20. Durante este tiempo, un gerente me dijo que tal vez debería reconsiderar mi carrera porque no tenía lo necesario para ser un buen biker en Europa. ¡Y lo hice! Me di cuenta de que no tenía el talento suficiente para hacer lo mismo que los otros muchachos. Hacer el mismo tipo de entrenamiento me puso en un nivel muy normal.

Una vez que me llegué a élite en 2012, decidí cambiar mi forma de trabajar. Me dije a mí mismo: "No soy tan bueno, pero aprenderé a esforzarme más que nadie". Después de eso comencé a machacarme y obviamente me enfrenté a altibajos, pero poco a poco fueron llegando los resultados. En 2013, logré mi primer top 30; en 2014, mi primer top 25; en 2017, mi primer Top 10; en 2018, mi primer podio de la Copa Mundial y luego una victoria en Short Track. De repente la gente se dio cuenta de que había estado allí durante años.

B: Has ganado en la Copa del Mundo en Short Track y has estado cerca en el campo a través, ¿planeas seguir como hasta ahora para continuar tu progresión o estás haciendo cambios para que llegue tu primera victoria en XC?

H: Llegará. Comencé 2019 creyendo que podía lograr lo que hice. En 2020 lo hice con el convencimiento de que llegaré a ese punto. Necesitaba más experiencia corriendo en cabeza. No tengo tanta experiencia en carreras (para grandes eventos) como los mejores. Todavía no, pero ahora me veo mejor.

La diferencia es que creo que los mejores no tienen la misma experiencia entrenando que yo. Trabajé tanto en tantas áreas a lo largo de los años, que esto me da una pequeña ventaja sobre el resto.

Cuando un biker es super talentoso, desarrolla protocolos fijos. En un momento dado, no se sienten seguros de acometer grandes cambios. ¡Es muy arriesgado! Como nunca me vi como alguien talentoso, me siento abierto al cambio.

B: En 2018 ganaste el Campeonato Mundial de Maratón y conseguiste el jersey arcoíris. ¿Es el punto culminante de tu carrera hasta ahora?

H: Lo preparé a conciencia. ¡Seguro! Quería hacer los dos Mundiales en buenas condiciones. La semana anterior terminé cuarto en Lenzerheide y fue una gran frustración para mí. Comencé la siguiente semana con un solo objetivo: ganar.

Es lo más destacado de mi carrera y estoy muy contento con todo lo que pude lograr después de convertirme en Campeón del Mundo. Además, viví en esa misma zona durante algún tiempo, durante el período en el que no estaba tan seguro de poder seguir cumpliendo mis sueños como ciclista profesional de montaña. Volver a las mismas montañas y convertirse en campeón del mundo fue algo fabuloso.

B: Tienes una personalidad muy fuerte y no tienes miedo de salir y mostrarlo tanto dentro como fuera de la bicicleta. Eres agresivo en tus carreras y aprovechas las oportunidades, ¿crees que tu determinación es una de tus mayores fortalezas y alguna vez te impide tomar buenas decisiones tácticamente?

H: No me veo como una persona agresiva. Tengo una gran pasión por el ciclismo y las carreras y me gusta luchar por las cosas que quiero lograr. Corro como lo hago porque no me gusta ganar cuando las cosas simplemente llegan. Me encanta ganar (o lograr un buen resultado) cuando siento que lo di todo. Cada gran victoria que obtuve en mi carrera lo hizo dando la cara. Me gusta correr de esa manera, pero no es fácil hacerlo.

B: ¿Con qué tipo de mentalidad vas a una carrera? ¿Te enfocas solo en tu propio rendimiento o tu plan de carrera depende de otros? ¿Tienes expectativas de resultados y posiciones y cómo reevalúas durante la carrera si las cosas no van como quieres?

H: ¡Me gusta mucho planear las cosas! Una cosa que el MTB me ha enseñado es que debes lidiar con la adversidad, porque siempre va a estar ahí. Me gusta leer la carrera y adaptar en cada momento el plan que tengo en mente.

B: Eres un gran hombre de negocios en Brasil, ¿qué equipo tiene a su alrededor personalmente para ayudarte a estar al día con las demandas de su éxito y fama?

H: Todo se hizo cada vez más grande. En 2012 no tenía contrato, ahora tengo un programa de televisión, 2 equipos UCI, un centro de entrenamiento y una tienda de bicicletas. Trabajo con la Federación Nacional y los organizadores de carreras para desarrollar el deporte y tengo algunos proyectos sociales personales. A veces no tengo ni idea de cómo puedo manejar todo eso. Todos los proyectos emplean a 17 personas.

Básicamente, mi padre me ayuda a controlar los gastos y tengo un asistente personal que me ayuda pero estoy al frente de todo.

B: No hay muchos corredores exitosos que vengan de Sudamérica, ¿qué te hace diferente?

H: Dejé de luchar contra lo que me hace diferente. Antes quería ser otro "europeo". Después de muchos años entendí que mi origen cultural nunca debería dejarse de lado. Así que seguí aprendiendo de los mejores en nuestro deporte, pero puse atención a desarrollar las características personales que me hacen como soy. No soy mejor que otros sudamericanos. Tendemos a rendirnos cuando pensamos que no somos tan buenos como otros. Simplemente me negué a actuar de esta manera.

B: Sé de primera mano las dificultades que supone vivir fuera de Europa en lo que respecta a las carreras, ¿cuáles han sido tus mayores obstáculos en ese sentido a lo largo de los años?

H: En los primeros años nunca me sentí realmente bienvenido. Este aspecto siempre me molestó mucho. Hoy en día es la cantidad de viajes que hago. No puedo permitirme vivir en Europa durante largos períodos debido a los otros proyectos que tengo en Brasil, por lo que ir y volver es el principal problema.

B: Pasas bastante tiempo con tu equipo fuera de temporada. En un deporte individual, ¿qué papel juega el equipo en tu éxito?

H: Supongo que es muy importante que te encuentres en un lugar donde te sientes valorado por las personas y lo mismo en el sentido contrario. Así es como me siento en el equipo. La confianza mutua me hace querer más para mí y para ellos.

B: Representar a tu país en los Juegos Olímpicos ya es un gran privilegio, pero hacerlo en tu país de origen en Río 2016 debe haber sido una experiencia increíble.

H: Fue impactante en realidad. Esa temporada luché mucho contra una lesión en la vértebra y estaba tan estresado que realmente no pude disfrutar de los Juegos. Durante la carrera, estiré demasiado un músculo y tuve una nueva lesión. Tuve que mantenerme alejado de mi bicicleta durante 2 meses, algo que nunca hice en mi vida desde que tenía 8 años. Este período fue muy importante para mí para descansar y reiniciar.

B: Termino con las dos preguntas difíciles. Tienes tres principios: Sigue a Jesus. Trabaja duro. No drogarse.

Las especulaciones no son nuevas, pero recientemente se confirmó que su ex compañera de equipo Helen Grobert dio positivo por testosterona en noviembre de 2017 y recibió una prohibición de cuatro años. ¿Cómo te sentiste cuando te enteraste?

H: Me volví loco y triste cuando recibí la noticia. Nunca me gusta cuando veo que alguien da positivo, pero cuando se trata de un compañero de equipo es horrible, porque todo eso pone en riesgo el trabajo de las personas que quieres.

En ese momento, se nos pidió que no comentaramos nada porque por extrañas razones no era un caso abierto y nos quedamos así durante años. Estoy feliz de que esto haya salido a la luz. Algunas personas lo sabían en el backstage y creo que es importante demostrar que un ciclista que tomó una decisión incorrecta está pagando por eso.

B: Tuviste un choque con Nino Schurter en el Cape Epic el año pasado y te citaron diciendo: “Le importa una mierda el resto de ciclistas. Nadie conoce este lado de él y realmente odio eso. Soy un tipo que ha trabajado muy duro para llegar a este nivel, para llegar a este punto en mi carrera profesional”. No tenías miedo de hablar sobre cómo te sentías, pero también indica que no ha sido un camino fácil llegar a donde estás. ¿Cómo te sientes acerca de la forma en que la élite de la élite trata a los otros pilotos? ¿Es importante para ti ser abierto y respetuoso con los talentos emergentes?

H: Entiendo que, para un tipo que siempre ha estado en la cima, no es fácil aceptar a algunas personas. Intento respetar a cada ciclista sin importar quiénes sean. Espero al menos el mismo esfuerzo del resto. La razón principal por la que hablé es porque la forma en que se comporta cuando la gente le ve y cuando la gente no le ve es muy diferente. Somos diferentes. No me considero mejor o peor en ningún aspecto, sólo diferente.

Foto: Supercup Massi

OTRAS NOTICIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR
PRIMAFLOR     Dirección: C/La Estación,2, 04640    Pulpi(Almería) España     Teléfono: (+34) 950 464 011     © Copyright 2016 Todos los derechos reservados